By June 19, 2003 Read More →

AFRONTAN “CONDICIONES DEPLORABLES” PRESOS POLITICOS EN CUBA

“siguen confinados en solitario, expuestos a plagas de insectos y ratas, bebiendo agua contaminada y con pésima alimentación”, dijo Elizardo Sánchez Santa Cruz, presidente de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional.

La Habana/19 de Junio del 2003

El comercio/Quito

La Nueva Cuba

Organizaciones de Derechos Humanos y familiares de los disidentes encarcelados en Cuba, denunciaron las deplorables condiciones de detención que padecen los opositores, al cumplirse hoy 90 días de su arresto en la mayor redada en décadas contra la disidencia interna en la isla.’

Los 75 opositores al gobierno comunista del presidente Fidel Castro “siguen confinados en solitario, expuestos a plagas de insectos y ratas, bebiendo agua contaminada y con pésima alimentación”, dijo Elizardo Sánchez Santa Cruz, presidente de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional. “Están bajo régimen de máximo rigor, en prisiones ubicadas a centenares de kilómetros de sus lugares de residencia -en una especie de castigo extrajudicial- y presentan un continuo deterioro en su salud”, añadió Sánchez, quien pasó ocho años en cárceles cubanas por sus actividades

anticastristas.

Las autoridades acusaron a los opositores de atentar contra la seguridad del Estado y los condenaron en juicios sumarios a penas de hasta 28 años de prisión. Amnistía Internacional y la organización Human Rights Watch los calificaron como “prisioneros de conciencia” y exigieron su inmediata liberación, sumando su voz a la de varios gobiernos y a la Unión Europea (UE), primer socio comercial y principal inversor extranjero en la isla. “Fue una oleada de represión inútil, en tanto prosigue el deterioro dentro de la sociedad cubana y sigue aumentando el descontento popular, aunque quizá de manera más silenciosa debido al miedo”, afirmó Sánchez, quien dijo estar “sorprendido por el tratamiento implacable que aplican a estos presos de conciencia”. “No tienen miramientos con nadie”, añadió. Las denuncias no han podido verificarse en forma independiente debido a que en los últimos 15 años no se concede acceso a las cárceles en Cuba, visitadas por última vez en 1988 por representantes de la Cruz Roja Internacional. Sánchez admitió que el arresto de los opositores representó “un duro golpe al liderazgo disidente”, pero que a su vez fue “un grave error político” del gobierno quien -en su opinión- no midió las consecuencias internacionales que produciría este episodio.

La Habana

El Comercio

Quito

Ecuador

Junio 19, 2003

Comentarios

comments

Posted in: noticias