InfoCuba

A. TOPICOS DE INFOCUBA (SÍNTESIS)


I. GOBIERNO CUBANO

-Partido Comunista
-Estructura del Gobierno Cubano
-Organizaciones Políticas del gobierno
-Sistema Nacional de Elecciones
-Leyes, Tribunales y Justicia

II. ECONOMIA SOCIALISTA
-Economía Socialista
(Bajo la propia óptica marxista del régimen)

III. EDUCACION EN CUBA
-Educación Socialista.

 

B. TOPICOS DE INFOCUBA (TABLA DE CONTENIDO)

 I. GOBIERNO CUBANO- El Partido Comunista

La nación se haya en manos del gobierno actual desde su llegada al poder el 1ro de Enero de 1959, el cual estableció un sistema unipartidista de gobierno al no admitir el ejercicio de otros partidos políticos con posturas diferentes dentro del territorio nacional. La Constitución vigente, puesta en vigor formalmente en 1976, denomina al Partido Comunista de Cuba (P.C.C), como la única fuerza política, dirigente y superior de la sociedad y el Estado, cuyo radio de acción abarca toda la infraestructura laboral y educacional del país, así como su sector militar en general.

La estructura del Partido Comunista puede resumirse de la siguiente manera:

-Un Primer Secretario General de su Comité Central;
-Un Segundo Secretario General de su Comité Central;
-Miembros del Buró Político del Partido Comunista;
-Miembros del Comité Central los cuales agrupan a Ministros, presidentes de organizaciones políticas y de masas, etc.

A través de sus comités de bases, (denominando así a cada núcleo de la militancia comunista existente en cada centro laboral o escolar del país, subordinados jerárquicamente a su Comíté Central donde como vimos reside el gobierno de la nación), se informa a la clase obrera y al estudiantado, de los lineamientos y directrices a cumplir por parte de ellos en sus respectivos puestos de trabajo y estudio y a ser acatados sin la mas mínima vacilación.

La propia Constitucion Socialista, se refiere al Partido y a las organizaciones políticas que emanan de él, de la siguiente manera:

“Ärtículo 5: El Partido Comunista de Cuba, martiano y marxista-leninista, vanguardia organizada de la nación cubana, es la fuerza dirigente superior de la sociedad y el Estado, que organiza y orienta los esfuerzos comunes hacia los altos fines de la construcción del Socialismo y el avance hacia la sociedad Comunista”.

“Artículo 6: La Unión de Jovenes Comunistas, organización de la juventud cubana de avanzada, cuenta con el reconocimiento y el estímulo del Estado en su función primordial de promover la participación activa de las masas juveniles en las tareas de la edificación socialista y de preparar adecuadamente a los jovenes como ciudadanos conscientes y capaces de asumir responsabilidades cada día mayores en beneficio de nuestra sociedad”

Artículo 7: El Estado socialista cubano reconoce y estimula las organizaciones de masas y sociales, surgidas en el proceso histórico de las luchas de nuestro pueblo, que agrupan en su seno a distintos sectores de la población, representan sus intereses específicos y los incorporan a las tareas de la edificación, consolidación y defensa de la sociedad socialista”

- Estructura del Gobierno Cubano

De todos nosotros es conocida, la obra de Charles Louis de Secondat Montesquieu, afamado filósofo y jurísta francés. En una de sus mas célebres fuentes: El Espíritu de las Leyes, hace una comparación minuciosa de las formas de gobiernos monárquicas, republicanas y despóticas. En dicho libro, el demostró que para que una sociedad fuera genuinamente democrática, necesitaba establecer la tripartición de poderes constitucionales del Estado. Esto significa que los tres poderes existentes en cualquier sociedad como son el Poder Legislativo, Poder Ejecutivo y el Poder Judicial, deben conservar su propia autonomía e independencia en el ejercicio de sus funciones. Entre la promulgación de una ley por parte del Legislativo y su consiguiente aprobación y ejecución por parte del ejecutivo, debe de existir un margen de respeto que condlleve a la no incursión en los asuntos internos de ambos. He ahí la mayor garantía para que un gobierno se autodenomine democrático.

Por supuesto que otro de los aspectos considerados imprescindibles para que dicho gobierno no pierda dicha condición democrática, lo constituye el proceso de elecciones secretas, directas y periódicas a todos los niveles de la sociedad humana. Esto permitiría al gobierno de turno oxigenarse constantemente con nuevas ideas y conceptos los cuales aplicaría en la sociedad que representa.

Ahora bien, cuando un país como Cuba, declara en su propia Constitución que el individuo que encabeza a su gobierno, además de fungir como Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista, asume los cargos de Presidente del Consejo de Estado (Poder Legislativo), Presidente del Consejo de Ministros o de Gobierno (Poder Ejecutivo) y Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas de la nación, ya no solamente se esta violando el principio democrático de la tripartición de poderes constitucionales del Estado desde el punto de vista legal al centrar en una sola mano todos estos poderes, sino que, por lo mismo, se ha legitimizado la existencia de un ya bien conocido modelo de dictadura: Dictadura político-militar, diametralmente opuesta a un gobierno democrático.

Si bien la Constitución Socialista no corona a la figura del máximo lider con la presidencia del tercero y último poder o sea el judicial, su articulado es bien específico cuando literalmente expresa en su capítulo XIII concerniente a Tribunales y Fiscalía, lo siguiente: “Artículo 120: La función de impartir justicia dimana del pueblo y es ejercida a nombre de este por el Tribunal Supremo Popular y los demás tribunales que la ley instituye. La Ley establece los principales objetivos de la actividad judicial y regula la organización de los tribunales; la extensión de su jurisdicción y competencia; sus facultades y el modo de ejercerlas; los requisitos que deben reunir los jueces, la forma de elección de estos y las causas y procedimientos para su revocación o cese en el ejercicio de sus funciones” En el artículo 121, se concretiza aún mas su concepto cuando ratifica que: “Los tribunales constituyen un sistema de órganos estatales, estructurado con independencia funcional de cualquier otro y subordinados jerárquicamente a la Asamblea  Nacional del Poder Popular y al Consejo de Estado.”

No es muy difícil darse cuenta del elevado grado de dependencia institucional y orgánica del Tribunal Supremo con respecto al Estado y gobierno de la nación; lo cual fundamenta que en Cuba es directamente el Jefe de Gobierno quien imparte la justicia, pero curiosamente lo hace de arriba para abajo, jamás lo ha hecho a la inversa.

Cuba, al establecer un sistema socialista en 1961, nacionalizó toda la economía nacional poniéndola enteramente en función del Estado. De modo que, en lo adelante, cualquier actividad ya fuera industrial, comercial o bancario-financiera, correría a manos de la administración estatal. El Estado, através de su Consejo de Ministros, creó nuevos ministerios con sus correspondientes organismos y empresas en todas las ramas y sectores de la economía expandiéndolos por todo el país con el objetivo principal de controlar hasta la mas remota actividad económica y por ende el último centavo. Nacionalizada la República, la economía nacional paso completamente al Poder Ejecutivo, que como vimos, esta controlado por el Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba, Sr. Fidel Castro. Este control absolutista de la economía por parte de un gobierno o persona en un país determinado, desemboca en un funesto modelo de asfixia nacional como lo es la dictadura económica.

De acuerdo a esta particular fusión, entre la dictadura político-militar con la dictadura económica, es lo que la historia conoce como: Dictadura Totalitaria.

- Organizaciones políticas  gubernamentales

Como lo demuestra la propia Constitución, desde el mismo seno del Partido Comunista, se desprenden una serie de organizaciones políticas que agrupan a toda la sociedad en un todo único. Debido a su actual vigencia e importancia, haré mensión de las principales seguidas de su contenido:

-La Unión de Jovenes Comunistas (UJC):
En ella militan todos los jovenes de la sociedad cubana mayores de 14 años através de un proceso de captación.
Milita, al igual que el Partido Comunista, en cada centro educacional y laboral del país tanto en la rama civil como en la militar. Lucha denodadamente por mantener el fervor comunista en la juventud cubana y através de ella, son movilizados los jovenes hacia las actividades y actos políticos en favor de la Revolución y Fidel. La Unión de Jovenes Comunistas es presidida por un Secretario General quien a su vez milita en las filas del Comité Central del PCC y actúa de vehículo en la divulgación de las decisiones de aquel.

-La Organización de Pioneros Jose Marti (OPJM):
Agrupa a todos los jovenes menores de 14 años. Através de sus comités de base, se celebran actividades
infantiles cuyo propósito principal lo constituye el inculcar en ellos, el amor hacia el Comunismo y la Revolución y que rechacen firmemente todo cuanto pueda rebatir dichos principios. La educación comunista en los niños y jovenes, no es solamente una disposición gubernamental que se ha aplicado siempre en todos los centros educacionales del país através del programa único nacional de enseñanza, sinó que también forma parte de la metodología que toda familia cubana esta obligada a utilizar en la guia y educación de sus hijos.
A continuación, algunos segmentos del Código de la Niñez y la Juventud en Cuba seguido del capítulo concerniente a la familia en la Constitución Cubana donde se corrobora esta realidad:

“CODIGO DE LA NINEZ Y LA JUVENTUD EN LA REPUBLICA DE CUBA”

Artículo 3. La formación Comunista de la joven generación es una aspiración del Estado, la familia, los educadores, las organizaciones políticas y de masas que actúan para que surjan y se desarrollen en los jovenes, los valores ideológicos del Comunismo.

Artículo 5. La sociedad y el Estado velan porque las personas que se vinculan a los niños y jovenes en el proceso educativo constituyen un ejemplo para la
formación de su personalidad comunista.

Artículo 8. La sociedad y el Estado trabajan por la eficaz proteccion de los jovenes ante toda influencia contraria a su formación comunista.

Artículo 18. Los educadores tienen una elevada misión en la formación de su personalidad comunista.

Articulo 33. El Estado concede particular atención a la enseñanza del marxismo leninismo por su importancia para la formación ideológica y la cultura política de los jovenes estudiantes.

CONSTITUCION DE LA REPUBLICA DE CUBA

CAPITULO IV – LA FAMILIA

Articulo 38. Los padres tienen el deber de dar alimentos a sus hijos y asistirlos en la defensa de sus legítimos intereses y en la realización de sus justas aspiraciones, así como el de contribuir activamente a su educación y formación integral como ciudadanos útiles y preparados para la vida en la sociedad socialista.

La Organización de Pioneros, es atendida directamente por un Secretario General quien a su vez es miembro activo de la Unión de Jovenes Comunistas.

-Comité de Defensa de la Revolución (CDR):
Opera en todas las cuadras del país para expiar todos los movimientos del ciudadano en su lugar de residencia. Cualquier anomalía que atente contra la revolución ya sea hablar o pronunciarse en contra de la realidad imperante, tiene instrucciones de dar parte a la Policia Nacional. A dicho Comité estan obligados a pertenecer todos los vecinos de la cuadra, de lo cual se deduce que toda Cuba pertenece a dicha organización. Cada Comité hace guardias nocturnas en sus vecindarios e impone una contribución mensual a sus miembros para sufragar los gastos de las oficinas a nivel nacional. Entre otras de sus funciones como organización, esta la de movilizar a las masas cada vez que se convoca a una manifestación política en apoyo a la Revolución y a su Comandante Fidel Castro. Las personas a movilizar, son aquellas que por alguna circunstancia no estan trabajando o estudiando ya que, estas últimas, asistirían con sus respectivos centros de trabajo y estudio. La consigna nacional es: “que no quede nadie en casa.” El Secretario General de los Comite de Defensa de la Revolución es miembro del Comité Central del Partido Comunista y del Consejo de Estado.

-Central de Trabajadores de Cuba (CTC):
Opera en todos los centros laborales de la isla, pero en lugar de defender los intereses de los trabajadores como en cualquier nación del mundo, en Cuba es un instrumento seguro por parte del Partido Comunista para mantener su mas estricto control sobre todos los centros laborales del país. Vela enfáticamente por el cumplimiento de metas y resoluciones aprobadas através de las instancias superiores del Partido Comunista con respecto a la economía nacional por parte de la clase obrera, asi como también moviliza a los trabajadores hacia las actividades gubernamentales como son las marchas, actos políticos y de reafirmación revolucionaria, trabajos fuera de la jornada laboral que no serán remunerados llamados: “Trabajos Voluntarios” etc, etc. Por supuesto que la negación del trabajador a cualquiera de estos llamados, es anotado en su expediente laboral que ha de acompañarle siempre a cuantos centros de trabajo labore. Dicha anotación, no solamente contribuiría a la decisión de su empleo de expulsarlo a la larga deshonrosamente, sinó que le sería totalmente imposible encontrar otro trabajo cuando al tener que presentar su expediente en el nuevo empleo, se constatara la queja mostrada en el mismo por el trabajo anterior. La CTC es tambien un cuerpo de vigilancia que, como las demás organizaciones, atenta contra la libertad de palabra, de reunión o de asociacion pacificas, neutralizando todo acto que no implique alabanzas sin límites a la Revolución y a Fidel. Esta organización es presidida por un Miembro del Buró Político y del Comité Central del PCC.

-Brigadas de Respuesta Rápida (BRR):
Son las fuerzas paramilitares del gobierno encargadas de enfrentar las protestas de la población y la disidencia política en la isla. Este tipo de ejercito militar, actúa con ropa de civil con el objetivo de desviar la atencion publica y pretender mostrarle a ésta, que la represión política viene de manos del pueblo lo cual intenta humillar y desmoralizar a todos aquellos que intenten levantar su voz contraria a la oficial.

-Federación de Mujeres Cubanas (FMC):
A esta organización pertenecen todas las mujeres cubanas con carácter obligatorio. Su dirigencia, despliega un activo trabajo de adoctrinamiento comunista y apoyo al sistema imperante através de las reuniones de sus miembros. Contribuye a las movilizaciones nacionales en apoyo al Socialismo. Su presidenta, Vilma Espín, ex-esposa de Raúl Castro, es miembro del Buró Político y del Comité Central del Partido Comunista.

-Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP):
Agrupa a todo el campesinado (hombre del campo) en su seno. Su militancia en la organización es de carácter obligatorio. Su máxima dirección esta también a cargo de un miembro del Comité Central del Partido Comunista.

-Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP):
Es una dependencia gubernamental para alentar los grupos comunistas e izquierdistas en la región. Se trabaja con ellos incansablemente con el objetivo de exportar el sistema imperante en Cuba hacia otros países. A la misma vez, infiltra agentes de la Seguridad del Estado en los países que considere. Trabaja muy ligadamente al Ministerio del Interior (MININT) y al Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (MINFAR).

-Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC):
Aglutina a todos los escritores, literatos y artistas que apoyan la linea política del régimen.  La prensa libre e independiente no tiene asceso a esta organización.

- Sistema Nacional de Elecciones

Otros de los puntos a destacar aquí y que a su vez englosa la Constitución actual, es el referido al Voto. Tanto en Estados Unidos como en la mayoría de países realmente democráticos, dicho derecho es considerado como el más importante y poderoso de todos, al constituir el arma principal en poder de los ciudadanos para interferir, remover y elegir a sus gobernantes.

Precisamente, en la propia “Declaración Universal de Derechos Humanos”, proclamada y aprobada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en diciembre 10, 1948 y de la cual Cuba fue signataria, se resuelve al respecto lo siguiente: “Artículo 21: (1) Toda persona tiene derecho a participar en el gobierno de su país, directamente o por medio de representantes libremente escogidos. (2) Toda persona tiene el derecho de acceso, en condiciones de igualdad, a las funciones públicas de su país. (3) La voluntad del pueblo es la base de la autoridad del poder público; esta voluntad se expresará mediante elecciones auténticas que habrán de celebrarse periódicamente, por sufragio universal e igual y por voto secreto u otro procedimiento equivalente que garantice la libertad del Voto.”

Debido a la mayúscula importancia que la democracia universal consagra al presente derecho; Cuba, por supuesto, no puede dejar de aludirlo en su Carta Magna, de la cual se vanagloria diciendo que es una de las más justas y democráticas del mundo. Debido a ello, nos remitirémos al artículo 71 de dicha Constitución, lo ofreceremos textualmente y posteriormente analizaremos su vigencia en la sociedad cubana de hoy. “La Asamblea Nacional del Poder Popular (máximo cuerpo legislativo de la nación y de la cual trataremos mas adelante) se compone de diputados elegidos por el voto libre, directo y secreto de los electores, en la proporción y según el procedimiento que determina la ley.”

Cuba es hoy un país dividido en 14 provincias y un municipio especial de acuerdo a la última División Político-Administrativa de 1976. Cada una de estas provincias se subdividen en municipios y estos a su vez en zonas. En dichas zonas operan los denominados Consejos Populares o candidatos a las Asambleas Municipales, Provinciales y Nacional del Poder Popular. En el proceso previo a las elecciones, al ciudadano se le muestra una lista de personas que han sido seleccionadas en su zona de residencia como candidatas a las Asambleas Municipales del Poder Popular (de la cual se elegirán los candidatos a la Asamblea Provincial y así sucesivamente). Dicha selección, debió haber sido cuidadosamente realizada por la militancia comunista radicada en la zona en cuestión, de lo cual se deduce que el individuo seleccionado, es una persona plenamente identificada con el régimen socialista y la posición política de Fidel Castro como su máximo líder. En otras palabras, ningún disidente político o persona que difiera de esta realidad, podría jamás ser electo como parte de esta lista.

Por lo tanto, una vez que el ciudadano común confronta privadamente su boleta electoral y lee la relación de candidatos nominados a la Asamblea Municipal en ella, lo hace consciente de que no habrá cambio alguno en su presente y futura situación. Consumada la elección, el candidato escogido seguirá adelante en un proceso en espiral que lo conducirá através de los respectivos órganos de poder hasta la propia Asamblea Nacional a celebrarse en el Palacio de las Convenciones en la Habana. Al referirse a ella, la Constitución en su artículo 74 dice: “La Asamblea Nacional del Poder Popular elige, de entre sus Diputados, al Consejo de Estado, integrado por un Presidente, un primer Vice-Presidente, cinco Vice- Presidentes, un Secretario y veintitrés miembros más. El Presidente del Consejo de Estado es Jefe de Estado y Jefe de Gobierno.” Pero como el Consejo de Estado ha sido ya elegido como tal desde el momento mismo en que esta Constitución se hiciera a la luz, incluyendo al Sr. Fidel Castro como su primer presidente, solo se ha proseguido a reelegirlo una y otra vez aunque con un estilo diferente: por medio del voto público en el seno de la asamblea, no secreto y como quedo dicho anteriormente, ejecutado por personas cuyo aval comunista y de adhesión a la figura de Fidel, tuvieron que ser probadas con creces antes de ser registrados como candidatos y durante todo el proceso de selección ulterior.

Mi pregunta: Se puede llamar a esto elecciones directas, secretas y democráticas tal y como la concibe el mundo civilizado de hoy? Usted tendrá la última respuesta.

- Leyes, Tribunales y justicia
Por: Fundación para los Derechos Humanos

Las leyes cubanas están escritas de forma tal que impiden el ejercicio de los derechos y las libertades contenidas en la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Ejemplos claros son el Artículo 53, que “reconoce a los ciudadanos libertad de palabra y prensa conforme a los fines de la sociedad socialista”, afirmando que esas libertades sólamente son posibles bajo la propiedad estatal de todos los medios de difusión masiva… El artículo 54 es otro ejemplo significativo cuando dice que los derechos de reunión, manifestación y asociación son ejercidos através de las “organizaciones de masas”. Esas organizaciones de masas son creadas, dirigidas y financiadas por el Partido Comunista.

Igualmente, las leyes contenidas en el Código Penal y en el Código de Procedimiento Penal, son verdaderos instrumentos de represión del gobierno, con los cuales asegura que quien intente ejercer los derechos y libertades garantizados en la Declaración Universal, termine en la cárcel.
La organización internacional de derechos humanos Human Rights Watch, en su trabajo investigativo titulado: “La Maquinaria Represiva de Cuba” afirma que: “El Código Penal de Cuba es la base de la maquinaria represiva cubana que criminaliza, sin ningún reparo, la disidencia no violenta. Con el Código Penal en mano, los funcionarios cubanos cuentan con amplios poderes para reprimir a los opositores pacíficos al Gobierno. La legislación penal cubana está diseñada para aplastar la disidencia interna y mantener al gobierno actual en el poder por medio de estrictas limitaciones de las libertades de expresión, asociación, reunión, prensa y movimiento”.

Por otra parte, en Cuba el Poder Judicial NO ES INDEPENDIENTE. Al igual que todas las demás instituciones cubanas, el Poder Judicial está bajo la tutela del Partido Comunista en virtud del Artículo 5 de la Constitución.

Igualmente, los tribunales y el nombramiento de los jueces ha sido colocado bajo la Asamblea Nacional que a su vez está subordinada al Partido Comunista, por lo que es evidente que la justicia en Cuba pasa por las manos del Partido o lo que es lo mismo, por las manos de Fidel Castro.

La ley no obliga a que los jueces sean militantes del Partido Comunista, pero sí les exige integración política a las “organizaciones de masas” del gobierno como forma ineludible de fidelidad política. De esa manera, el Poder Judicial está privado de la capacidad de cuestionar la legalidad de las leyes y procedimientos jurídicos que el gobierno desea imponer para garantizar el encarcelamiento de sus opositores y críticos.

Un ejemplo que habla por si mismo del sometimiento de los jueces y del Poder Judicial es el inconcebible engendro legal llamado: “Ley de Peligrosidad”
(Artículo 72 del Código Penal) que dice: “Se considera estado peligroso la especial proclividad en que se halla una persona para cometer delitos, demostrada por la conducta que observa en contradicción manifiesta con las normas de la moral socialista”.

Prácticamente todas las organizaciones respetables de derechos humanos, incluídos los Relatores Especiales de Naciones Unidas, han demandado del gobierno cubano la modificación del Código Penal y de las leyes draconianas vigentes.

Las prácticas usuales en Cuba como: juicios a puertas cerradas, juicios sin permitir abogado defensor en las causas por “peligrosidad”, creación de “Tribunales Especiales”, juicios a personas civiles en tribunales militares, retención en prisión de quienes han cumplido totalmente su sanción, entre otras, violan las normas jurídicas internacionalmente aceptadas.

En Cuba, desde 1973 y a diferencia de los países donde hay un estado de derecho, todos los abogados tienen que trabajar para el Estado en los llamados: “Bufetes Colectivos”. Pero peor aún, desde 1984, a los abogados se les exige también: “tener condiciones morales acordes con los principios de nuestra sociedad”, es decir, ser fieles al gobierno y al Partido Comunista.

Poco pueden hacer los abogados defensores en los juicios por causa política. La mayoría prefiere no participar por temor a las represalias que mas tarde le pueden sobrevenir.

Finalmente, las detenciones de personas tienen un carácter de total arbitrariedad. Por ejemplo, raramente se presenta a las personas una orden de arresto, el período de detención es indefinido, los arrestados no pueden ser asistidos por abogados, a los detenidos no se les informa de los cargos ni se le permite a los abogados revisar las pruebas contra el acusado. Las condiciones de arresto, usualmente en celdas sin ventana y con una plancha de acero en la puerta, un bombillo permanentemente encendido para producir pérdida de la noción del tiempo, escasa alimentación y constantes amenazas de violencia física, son abusos de poder catalogados como “tratos crueles, inhumanos y degradantes”.

 II. ECONOMIA NACIONAL
-Bases de la Economía Socialista en teoríaLa sociedad socialista según el Partido Comunista, ha roto todos los ligamentos con la sociedad capitalista de antaño y constituye a su vez la antesala de la sociedad comunista del futuro. Ahora bien, será cierto todo esto?
Desde el punto de vista teórico, iniciarémos a continuación un somero análisis de la economía socialista cubana partiendo de elementos genuinamente marxistas de los cuales los comunistas no se han cansado de hablar. Es bueno enfatizar a título de introducción, que del siguiente análisis se desprenderá una nueva visión de la economía cubana no sostenida hasta el momento. Debido a que como dije, emplearía en su reproducción elementos de corte literalmente marxistas, demando del lector un incremento mayor de su atención sobre el mismo para que así pueda recibir el mensaje en toda su extensión.En la obra cumbre del economista alemán, El CAPITAL, tomo I, Carlos Marx divide a la sociedad capitalista en dos grandes polos opuestos: de un lado se haya la clase burguesa, propietaria absoluta de los medios de producción y de vida; del otro la clase trabajadora, que no posee mas que su capacidad productiva o fuerza de trabajo que tiene que venderla a cambio de un salario al capitalista. Ambos polos se enfrentan en el mercado dispuestos a establecer el proceso de compraventas. Por qué compraventas? Veamos.

Según Marx, todo lo que se compra y se vende es mercancía. Toda mercancía debe ademas cumplir dos funciones que le son intrínsecas, la primera tiene que tener valor de uso, la segunda valor de cambio. Una mercancía que no sea destinada al uso o al cambio por otra no es mercancía. Por lo tanto, como el capitalista no le compra al obrero su trabajo en cuestión sino su fuerza de trabajo, establecerá con ella el proceso de compraventa. El burgués, la compra con su dinero, el obrero, su propietario la vende por un salario que le servirá para cubrir sus necesidades perentorias como lo son alimentación, vestimenta, transportación, etc. Este proceso de compraventa demuestra que la fuerza de trabajo es una mercancía más dentro del mundo mercantil del sistema capitalista. Según el propio Marx, la particularidad que posee esta mercancía y la diferencia del resto de las demás es que al comprarla, se está adquiriendo la producción de tantas otras que también encierran una fuente encarecida de valor.

Pues bien, sentado esto, se inicia la producción capitalista. El señor del capital ha extraído su dinero de las arcas y ha iniciado su proceso de compraventa de la fuerza de trabajo obrera. Concluída la labor, la mercancía producida será empacada y posteriormente conducida a los mercados donde por un precio mucho mayor a su costo, será convenientemente vendida lo que constituiría el remanente en ganancias para el capitalista, cumpliendose así el denominado ciclo que representa al capital: (DINERO – MERCANCIA – DINERO INCREMENTADO) o sea: D – M – D’ . Dicha fórmula justifica lo que él ha denominado como explotación del hombre por el hombre bajo el régimen capitalista de producción.

Vamos pues a la realidad cubana.
En Cuba, los medios de producción y de vida en lugar de los capitalistas, pertenecen al Estado. Frente a este, se haya la clase obrera asalariada dependiente de un salario que el Estado le paga a cambio de su labor. Este enfrentamiento entre el dinero y la fuerza de trabajo en el mercado, rompe totalmente el mito que ha intentado propagar el gobierno cubano de que en Cuba el poder económico se haya en manos de los trabajadores. El poder, no podría ser nunca del que percibe un salario, sinó del que lo paga. Esa es una realidad incuestionable.

El Estado, respondiendo al ciclo que representa al Capital (D – M – D’), compra, al igual que el capitalista, la mercancía fuerza de trabajo através del salario. Repitiéndose el proceso, el producto elaborado lo distribuye en el mercado a un costo superior, extrayendo finalmente la plusvalía o ganacia que le haría fortalecer cada vez mas su poder frente a la desposeída clase obrera cubana. Independientemente que de una parte de esa ganancia se resten los fondos necesarios para sufragar los servicios sociales tales como educación y salud que a propósito analizaremos mas adelante, es importante destacar que no por ello dejan de cumplirse en la economía cubana, las mismas leyes y procedimientos que definen a cualquier economía capitalista. Terminologías tales como mercancía, dinero, salario, compraventa, mercados, etc. y sus relaciones entre sí, constituyen, al igual que aquella (economía capitalista), su base incuestionable.

Entonces, en que consiste la diferencia entre la economía de un país capitalista y la de Cuba socialista? Pues la misma radica en que, mientras en la primera el capital se haya distribuido entre muchos capitalistas y a los obreros se les reservan opciones tales como la de cambiarse de patrón cuando lo estimen conveniente o reunir algún dinero y llegar a ser capitalistas algún día, en la economía cubana el capital se haya en las manos de un solo dueño, el Estado, personificado en el Presidente de su Consejo, Fidel Castro, dejándole al obrero en la isla como únicas opciones la de morir asalariado a merced de su maquinaria estatal y carecer de cualquier alternativa en cuanto a establecer su propio capital en el futuro.

Tras este exhaustivo análisis, sería muy prudente recordar un sabio consejo que Carlos Marx le legara a su querida clase obrera en la página 185 del tomo primero de su obra El Capital. Textualmente dice lo siguiente:

“El poseedor de la fuerza de trabajo y el poseedor del dinero se enfrentan en el mercado de igual a igual como poseedores de mercancías, sin más distinción ni diferencias que la de que uno es comprador y el otro vendedor: ambos son, por lo tanto, personas jurídicamente iguales. Para que esta relación se mantenga a los largo del tiempo es, pues necesario que el dueño de la fuerza de trabajo solo la venda por cierto tiempo, pues si la vende en bloque y para siempre, lo que hace es venderse a si mismo, convertirse de libre a esclavo, de poseedor de una mercancía en mercancía.”

Y más adelante sigue:

“Es necesario que el dueño de la fuerza de trabajo, considerado como persona, se comporte constantemente respecto a algo que le pertenece y que es por lo tanto su mercancía y el único camino para conseguirlo es que solo la ponga a disposición del comprador y solo la ceda a éste para su consumo pasajeramente, por un determinado tiempo, sin reunciar por tanto a su propiedad, aunque ceda a otro su disfrute”.

Carlos Marx ha dicho la última palabra. Teóricamente ha condenado a un sistema que desde siempre lo ha realzado como a su guía y maestro. Sí, el propio Marx ha dicho que el obrero dentro de Cuba, no solo sufre los rigores de una economía capitalista sinó también el peso inequívoco de la esclavitud. Los servicios supuestamente gratuitos tales como de salud y educación que se ofertan a la población provenientes de la explotación de la masa asalariada, tienen una razón lógica y aceptable dentro de este engranaje esclavizante que en pleno siglo XX y XXI se ha desatado contra la nación cubana. En el plano de la salud, una población saludable físicamente, puede rendir diez veces mas lo que una población enferma y básicamente débil podría rendir en iguales condiciones de trabajo. Y en cuanto a la educación, lejos de constituir un sacrificio para las arcas del Estado, sería la mejor respuesta a una economía que ha intentado siempre introducir la mas avanzada tecnología en sus diferentes ramas y sectores através de la elevación del nivel cultural y técnico de toda la sociedad, con miras a lograr la tan anhelada riqueza que sus gobernantes poseen en la actualidad.

En Cuba si el capitalismo es evidente, la esclavitud es completa.

 

III. LA EDUCACIÓN EN CUBA SOCIALISTA

Por prof. Rafael Rodriguez
ralachi@hotmail.com

Hablar de la Educación, reconocida como el proceso de instrucción y de creación de valores éticos y morales, en la Cuba comunista es una tarea bien engorrosa y compleja. Hacerle entender a cualquier persona lo que ha sucedido con esta actividad social tan importante y como ha sido manipulada en Cuba es muy dificil y de hecho hacer un estudio serio y profundo conlleva mucho tiempo y dedicación. Algún día, Dios mediante, emprenderé esa tarea, ahora solo pretendo hacer un breve recuento que permita entender que la cacareada educación que el gobierno cubano promulga como uno de sus grandes logros no es mas que una de las vías de sometimiento a las que son expuestos los cubanos.

Durante 30 años formé parte del sistema de educación cubano, desde el nivel de aula hasta el nivel de provincia, fui partícipe de todo el proceso de transformaciones de la educación cubana, como alumno primero y como pedagogo después, hasta el año 2003 estuve en esa actividad. Tengo casi todos los elementos de cómo funciona la educación en Cuba.

El sistema de Educación y el sistema de Salud fueron desde el primer momento las actividades de valor social que la Revolución triunfante priorizó. Comandantes del Ejercito Rebelde de toda la confianza de Fidel Castro fueron puestos al frente de ambas carteras. No fue casualidad que se priorizaran estas dos actividades, son las mas dolorosas de las sociedades subdesarrolladas. A la vez que le hacen ver al pueblo las buenas intenciones de la Revolución las utilizan como una via para comenzar el regimen doctrinario de una nueva ideología. Esa fórmula, para ellos muy vigente, la vemos hoy, a 46 años de ser aplicada por Castro, en Venezuela. Son como patentes de corso para violentar los derechos mas elementales con que viene al mundo cada ser humano.

En Cuba el primer paso fue nacionalizar el sistema educativo. Inmediatamente pasó a ser propiedad del estado, se crearon escuelas, cientos de escuelas, entre ellas los cuarteles del antiguo ejército de Batista como muestra del futuro de paz y de tranquilidad que prometía la Revolución. Nuestro ingenuo pueblo no se percataba como se creaban tambien miles de prisiones para reprimir cualquier intento contra el nuevo régimen. Se eliminaron las escuelas de corte religioso y se declaró el carácter ateo de la educación cubana, se convirtió en un estigma ser religioso de cualquier denominación que no fuera la ”marxista”, si, porque se trató que la devoción por Dios que sentía la sociedad cubana pasara a profesarse por Fidel Castro. Se crearon planes emergentes de Maestros como la Escuela Anton Makarenko, Minas de Frio y muchas más. Jóvenes de las provincias orientales de Cuba fueron arrancadas de su tierra natal y traídas a La Habana en base a un Plan del gobierno para ser educadas en oficios, muchas de esas demoraron muchos, muchos años para volver a ver a sus padres, otras no los vieron jamás. Se pretendía contrarrestar la prostitución y otras malas prácticas de esas jovenes en sus pueblos. Habría que ver lo que ocurrió en las zonas de Miramar y en los albergues donde vivían, y que eran las residencias de los ricos del antiguo regimen. Miles de casas y valores se destruyeron en aquella locura en nombre de la educación y que no fue mas que la creación de antros de corrupción. Aunque a decir verdad lo que quería el gobierno se cumplió, de allí salieron los primeros nuevos revolucionarios, educados en la destrucción , la corrupción y el irrespeto por todo lo que no les pertenecía.

Para las nuevas escuelas hacian faltas nuevos maestros. Los anteriores existentes no tardarían mucho en percatarse de las nefastas intenciones del nuevo gobierno y no responderian a sus intereses. Miles de jóvenes deslumbrados por los “héroes” rebeldes se presentaron voluntariamente para desarrollar la Campaña de Alfabetización con la cual se pretendía alfabetizar en solo unos meses a miles de cubanos. Luego de este primer paso comenzaron los planes masivos de formación de maestros emergentes que salían a impartir clases sin ninguno o muy poco nivel técnico y con un minimo de conocimientos de las asignaturas que debían impartir, pero, eso si, con el nivel de fanatismo que el Comandante requería para iniciar el proceso de destrucción de valores de la sociedad y de la familia cubanas.

En 1969 comenzó el via crucis de la juventud cubana con la inauguración de las primeras Escuelas Secundarias Básicas en el Campo (ESBEC) y posteriormente los Institutos Preuniversitarios en el Campo (IPUEC).

Estas escuelas constituyeron, y constituyen todavía, la base del sistema educacional cubano y, paradójicamente, son la mayor evidencia del fracaso de ese sistema. No podia ser de otra manera dada la falta de razonamiento científico – pedagógico y social con que fueron concebidas, sólo se tuvo en cuenta una valoración política, bien retógrada por cierto, pero que ha sido la que ha primado en Cuba para todo lo que se ha hecho, sin ánimo de exagerar, hasta para inseminar una vaca.

Las ESBEC se constituyeron tomando como fundamento una concepción martiana que decía que un niño debía …“manejar por la mañana el cuaderno y por la tarde la azada” donde el Apóstol resaltaba el valor del trabajo en la formación del ser humano. Nunca, en nínguna parte de su extensa obra dijo que eso debía hacerse totalmente desvinculado de su familia y desarraigado de su hogar y del lugar donde nació. Muy pronto este sistema de escuelas en el campo se llamó la concepción martiano – marxista de la educación.

Veamos, sin ánimo repito, de hacer un análisis muy profundo, donde radicaban las principales dificultades de este absurdo sistema.

Es bueno decir, para conocimiento de las personas que no tuvieron contacto con aquello, que los niños ingresaban a las ESBEC con ¡11 – 12 años!, con esa edad eran separados de su familia. ¿Qué características tiene el desarrollo psicológico de un niño de esa edad, totalmente dependiente de sus padres?. Nunca se analizaron a la hora de establecer esas escuelas, o mas bien, se obviaron. Lo que ocurría con esos niños únicamente lo sabemos los que trabajamos en aquellas escuelas y que en aquel momento apenas nos percatabamos de lo que estaba ocurriendo, de hecho, teniamos unos pocos años mas que los mismos alumnos, sólo cuando fuimos madurando nos dabamos cuenta del desastre en que estabamos participando.

Los niños llegaban a la escuela con cierta motivación y con cierta alegría. El ingreso a la Escuela en el Campo era aceptada en principio por ellos como una aventurita, todos sabemos que a esa edad los niños son muy dados a las aventuras sin mirar, desde luego, mucho mas alla de sus narices. Cuando pasaban unos días, pocos días, la aventurilla comenzaba a hacerse pesada; se extrañaban a los padres y hermanos, la comida que hacía la mamá, su cama, el barrio, la posibilidad de jugar luego del regreso de la escuela. Se unía a la nostalgia por su casa y familia, ya de por si suficiente para crear una crisis emocional en el niño, la agresividad del medio. En la escuela había niños de todas las extracciones sociales, familias desde delincuentes hasta religiosas, el robo de las propiedades era inmenso, a veces estimulada por las mismas familias que carecían en sus casas de los recursos que se le entregaban a los niños en la escuela como tohallas, sabanas, mosquiteros, tenis, zapatos etc. Generalmente los niños mas grandes, mas fuertes y los de actitudes mas negativas, provenientes de familias con grandes problemas sociales eran ubicados como jefes de albergues que llegaban a funcionar como verdaderas galeras de prisiones aplicando castigos a los demas niños como tenerlos formados, parados en atención hasta altas horas de la madrugada, golpizas, limpieza de baños y cientos de castigos mas que una mente infantil retorcida, con la anuencia de los adultos que dirigían la escuela, podía crear.

A esta situación le agregamos el régimen escolar que se orientaba implantar y que para que fuera educativo debía ser “férreo”, levantarse a las 6.00am, desayuno de 6.15 a 6.45am, inspección hasta las 7.00am, un acto politico llamado matutino a las 7.05am, clases a partir de las 7.15 am para una mitad de la escuela que inicialmente eran de 520 alumnos, la otra mitad para el trabajo agrícola, estos regresaban entre 10.30 y 11.00am y si tenían agua se bañaban y se preparaban para almorzar y comenzar las clases a la 1.00pm. La otra mitad, o sea la que estaba en clases terminaba a las 12.05 pm, almorzaba y salia para el trabajo agrícola, regresaba a las 4.30 pm, se bañaban y comenzaba el estudio a las 5.30 pm hasta las 7.30pm. A esta hora comenzaba la comida que a veces terminaba sobre las 9.00 pm. A las 10 pm era oficialmente la hora de dormir, pero, a esa hora comenzaba a funcionar un submundo de abusos, robos y agresiones entre ellos mismos que a 35 años de implantado ese sistema educativo ha llegado al extremo de cobrar decenas de vidas de esos niños a manos de sus propios compañeros, tambien por accidentes de camiones y carretas en los que se trasladan al campo, caidas de los aleros de los edificios mientras se traladaban a los albergues de hembras en busca de relaciones sexuales o simplemente a observar desnudas a sus compañeras, ahogados en rios y presas cercanos a la escuela etc. Se pueden mencionar muchos problemas mas que decoraban el mundo de las ESBEC y los IPUEC y que un niño de entre 11 y 17 años tenía que enfrentar como por ejemplo profesores y otro personal de aseguramiento sin la adecuada preparación que hacían atrocidades y que eran activos elementos del proceso de corrupcion que se desarrollaba en las escuelas donde la promiscuidad sexual era horrenda y la descomposición moral inmensa, la mala calidad de las construcciones cuyas instalaciones hidraúlicas, sanitarias y eléctricas solo funcionaban unas semanas y cuando mas unos meses, todos los edificios tenían filtraciones por los techos, paredes, pisos y las heces fecales navegaban dentro de los dormitorios y pasillos. Los equipos instalados eran de paises del área socialista en su mayoría, por lo que eran de pésima calidad y se rompían sistemáticamente. A principios la comida era aceptable, cuando pasaron unos años se convirtió en un desastre. Con el paso del tiempo las escuelas se fueron deteriorando y ya el gobierno no tenía, como al principio, recursos para arreglarlas y los cursos iniciaban en un estado desastrozo, los niños desde que llegaban iniciaban una verdadera guerra por sobrevivir. Muchas de estas escuelas tuvieron que ir cerrando y los alumnos reubicados en las que aun mantenían mínimas condiciones lo que provocó entonces un fenómeno de hacinamiento en que escuelas concebidas para 520 alumnos llegaron a tener 700 y más. Hoy muchas de estas construcciones abandonadas y vandalizadas, donde solo queda el hormigón, se levantan en medio de los campos de citricos, tambien abandonados y destruidos, como mudos testigos del fracaso de un sistema educacional que no sólo no educó a nadie sino que destruyó todos los valores morales y éticos de generaciones enteras pero que hoy sigue siendo reconocido por los absurdos fanaticos del gobierno como un logro de la educación cubana, lógico, siendo una idea de Fidel Castro nadie se atreve a criticarla.

Miles de niños, obviamente, desertaron de las escuelas, no podian resistir esas condiciones de vida. Esas cifras eran manipuladas, nunca se decía la verdadera y se hacian todo tipo de presiones incluida la represión sobre los niños y los padres que permitían que los hijos abandonaran las escuelas, llegaba el dramático momento en que los padres tenían que elegir entre perder al hijo o hacerle frente a la represión que podía derivarse de llevárselo de la escuela lamentablemente no pocos prefirieron perder al hijo.

Esas son, a grandes rasgos las características, del programa insigne de la educación cubana, pudiéramos decir, desde el punto de vista material, ese era el medio donde se desenvolvían los niños, ahora bien ¿cuáles eran las verdaderas motivaciones de la implantación de este sistema?, ¿por qué esa enfermiza idea de separar a los niños de su familia a tan temprana edad?.

El gobierno de Castro, muy irónicamente, reconoce en la Constitución que la familia es el núcleo fundamental de la sociedad y donde se gestan las primeras y mas importantes influencias educativas en los niños. Sólo que parece que la vida infantil concluye a los 11 años de edad y que a partir de ahí ya la familia cubana no esta apta para seguir educando a los niños, ya a partir de esa edad el núcleo fundamental de la sociedad son las escuelas que es lo mismo que decir que el gobierno.

Como decía, detrás de la creación de las ESBEC y los IPUEC y detrás de todo el sistema educacional cubano lo que hay es un interes político. Se supone que mientras mas corta sea la influencia de la familia en los niños mas larga será la posibilidad de llevar a cabo lo que allá se llama trabajo político e idelógico y que no es mas que el proceso de adoctrinamiento marxista que existe desde que surgió el comunismo como sistema. Ellos consideran a la escuela como la vía idónea para lograr que las futuras generaciones mantengan el sistema y por tal motivo es donde mas tiempo deben permanecer. En las escuelas se desarrolla lo que se llama el Plan de Actividades de Desarrollo del Trabajo Político e Idelógico y en el cual se plasman y desarrollan todas las campañas políticas que los ideologos del gobierno inventan, la mayoría de ellas inspiradas en conflictos reales o ficticios con los Estados Unidos. Estas sórdidas campañas se desarrollan a traves de actos, reuniones, plenos, conversatorios, estudios de discursos, la TV y el video etc. Son realmente absurdas y obsesivas y para tranquilidad de muchos, están bien lejos de lograr lo que el gobierno quiere, realmente la juventud las odia y participan en ella porque no les queda otro remedio y el no hacerlo los estigmatiza para en un futuro aspirar a carreras universitarias. Con esas campañas orquestadas a lo loco, sin un análisis psicológico de hasta donde puede provocar rechazo esa reiteración de lo mismo, ni cuan contraproducente pueden ser dado que la política no forma parte de los intereses de la infancia ni de la adolescencia, el regimen está, como dice el refrán, comprando soga para su propio pezcueso. Soy testigo de las expresiones de los jóvenes cada vez que son citados para un acto político. Ultimamente se ha tomado la modalidad de anunciar que, luego del acto, va a actuar un grupo musical de popularidad que logre que los jovenes asistan y se mantengan en el acto. Es claro que todo lo que se repite aunque sea bueno, que no es el caso del trabajo político e idelógico, llega a aburrirse.

La esencia de todo está en que el sistema educacional cubano siente que es mas importante y mas necesario para los niños que su propia familia y sobre esa base actúan, separandolos desde la mas temprana edad posible de una influencia que, para el gobierno, puede ser cada vez mas negativa en la medida que mas cubanos se van percatando del engaño a que han sido sometidos. Hace 3 cursos comenzó un plan, en este caso con las secundarias basicas urbanas, porque Castro consideró que los niños estaban saliendo muy temprano de la escuela y se dedicaban a “mataperrear” en la calle y orientó que los alumnos no salieran a mediodia de la escuela sino que estuvieran en ella hasta las 5.00pm. Como no tenía forma de darle un almuerzo ( por falta de recursos debido al bloqueo imperialista,!bendita justificación! ) sencillamente le da una merienda constituida por un pan con una especie de fritura dentro y un vaso de 5 oz de yogurt de soya, esto en la edad del desarrollo físico, cuando un niño necesita la mejor alimentación.

De todas formas los planes no le han salido a Castro y sus ideólogos como ellos lo habían concebido. La creación del “Hombre Nuevo” inspirado en el ejemplo del Che Guevara (Dios nos salve) y que no iba a ser mas que un incondicional autómata dominado por una élite seleccionada por el propio régimen se fue a pique con la caida del campo socialista, toda su educación con su sistema doctrinario, incluida la superioridad del socialismo, se convirtió en una bufonada de la cual se rien hoy hasta los mismos niños. Aunque Fidel Castro se deshizo tratando de darle una explicación lógica a la hecatombe socialista sólo logró convertirse en el hazmerreir de los cubanos y del mundo entero.

La Juventud cubana ha desarrollado un mecanismo de defensa mediante el cual sus oidos se cierran cada vez que comienza un acto político, no importa quien lo presida, y los vuelven a abrir cuando comienzan a sonar los compases del grupo musical por el cual estuvieron allí todo el tiempo. Durante mi época como trabajador de la educación en Cuba, sobre todo en los años posteriores al 1996, cuando concluia un acto, minutos despues, llamaba a algunos estudiantes y les decía….”háblame brevemente de algunos temas de los que se refirió el principal orador de la actividad” era increible que nínguno recordaba, sólo balbuceaban frases incoherentes que se mantenían en algun remoto lugar de su subconsciente. Eso lo repetí muchas veces y salvo mínimas variaciones siempre obtenía el mismo resultado. Lo repetí en varias escuelas y siempre con las mismas respuestas, pero lo interesante era que cuando le preguntaba a los profesores, que se suponía que despues analizaran el discurso con los alumnos, estaban casi en las mismas.

En fin, es claro que las campañas van a seguir, cualquier boberia es buena para ello pero ya ni estas ni la cacareada acción político-educativa de los docentes que, me consta, en su inmensa mayoría tampoco creen en Fidel ni en el socialismo podrá hacer mucho por levantar la deteriorada imagen de un sistema que exhibe como un gran logro del socialismo venderle, a 46 años de su triunfo, una olla eléctrica a la familia cubana.

La imagen de la Revolución Cubana y de su sistema educativo, principal vía de trabajo político e idelógico, es la de un anciano balbuceante agitando tontamente una banderita de papel, el deterioro de ambos va a la par.

El profesor Rafael Rodriguez es un exilado cubano residente en Puerto Rico quien salió de cuba el año pasado y trabajo como director de escuela superior en Cuba por 30 años.

 

###

Comentarios

comments